La Tienda del Té

La Tienda del Té


[Página principal] [Variedades de té] [Preparacion] [Recetas] [Productos y Precios] [Donde Estamos]


Como se prepara un buen té


Temperatura del agua y tiempos de infusión

Té blanco 80º 7 a 20 Minutos (4 a 5 infusiones posibles)
Té verde (salvo Gyokuro) 70º 3 a 4 Minutos
Té verde aromatizado 70º 3 a 4 Minutos
Té negro con hojas enteras 85º-90º 4 Minutos
Té negro hojas rotas 85º-90º 3 Minutos
Té negro ahumado 85º-90º 3 a 4 Minutos
Té negro aromatizado 85º 3 a 4 Minutos

Nuestro consejo para preparar un té correctamente

La hoja del té verde es frágil. Para que conserve todas sus vitaminas la temperatura del agua se debe respetar. Escoger un agua con mayor nivel de Ph neutro posible o un agua depurada.
Para una cantidad de agua de 20 Cl. aproximadamente, utilizar una cucharilla de 2 a 3 gr. de té para los tés negros, verdes y semifermentados, naturales o aromatizados. Doblar la cantidad para los tés blancos y los tés de excepción y los tés de Japón

Preparación del Té Verde

El té verde es uno de los más frescos y delicados que existen, así es como no requerirá de agua muy caliente, así como tampoco demasiado tiempo de reposo. Lo ideal es comenzar calentando la tetera (si es que vas a utilizar una) con agua caliente y, mientras tanto, ir disponiéndonos para efectuar la infusión.
Los tiempos de reposo, en estos casos, dependerán de lo que tú desees obtener. Si quieres un sabor más suave y delicado, aunque resignando algunas propiedades, el tiempo de reposo no deberá sobrepasar los tres minutos. Caso contrario, deja que repose unos cinco minutos en total.
De igual modo, el agua que emplees para preparar un té verde nunca debe estar a más de 80 grados centígrados, ya que el agua más caliente no dejará un buen sabor y oxidará las hojas. Es recomendable usar agua mineral para preservar la pureza y, si así lo quieres, puedes añadir miel, azúcar, limón o leche a la infusión, aunque siempre es mejor consumirla en su estado más natura+

Preparación del Té Negro

Muchas de las substancias activas que tiene esta clase de té, no logran desarrollarse a menos de 90 grados y es por esto que es la recomendada. Algunos tés, que pueden llegar a ser más delicados, seguramente podrán ser servidos a menor temperatura.
Está claro que la temperatura del agua incidirá directamente en el resultado final, tanto como la variedad de té que deseemos emplear. Es recomendable también calentar la tetera previamente a disponer el agua. De esta manera te ahorrarás inconvenientes como bajas de temperatura repentinas.
Otro de los puntos importantes en la preparación del té negro, es dejar reposar la infusión por 4 minutos y nunca por menos de 1 minuto. Cuanto más tiempo dejes el té, más amarga será la preparación final. Por esto mismo, tu puedes decidir sobre su efecto.
-
diseño web www.icsol.es